viernes, 7 de diciembre de 2007

Actividades que te dicen que son chidas, pero no lo son.

Aun con la nostalgia por los años pubertosos, va este post con dedicatoria para estas influenciables formas de vida.

En esta ocasión el post va en un plan bien pinche amargado y nefasto denostando ciertas actividades que a criterio propio me parecen autenticas pendejadas.
La vida hay que vivirla pero al menos en cosas que valgan la pena.

No siempre es por mercadotecnia, en realidad es muy fácil convencer de cualquier chingadera a las masas. Costumbres y rituales extraños han nacido así para que los comunes con baja autoestima se sientan realizados.
Hoy me divertiré comentado algunos.

Broncearse.



A la fecha nadie me lo ha podido explicar cual es el puto chiste de tener la piel bronceada.
Desperdicias un valioso día de vacaciones acostado, soportando un sol de la chingada, viendo como el sol te quema vivo un órgano de tu cuerpo y te produce uno que otro carcinoblastoma para tu deleite.
Al día siguiente tu piel se pone de un sexy color rojo hemorragia interna y disfrutas de un intenso dolor paralizante que no te deja ni vestirte, aun así muchas veces tienes que salir ya que tienes que aprovechar las vacaciones. Si tienes suerte para la noche tu piel ya estará podrida y bien bronceada con el juvenil look de una momia de Guanajuato.
Para cuando regreses a casa si no antes sentirás una rica comezón y al rascarte veras trozos de tu piel muerta caerse, así que al volver a clases o a la oficina seras la sensación como el leproso favorito entre tus "Friends".

Sinceramente no se de donde demonios sacaron tan pendeja idea de que con piel gangrenada vas a ser todo un Adonis o una Diva. A mi en lo personal la piel brillosa y soleada me produce asco, se los juro que me he quemado la piel con el sol varias veces y en lo personal no me parece nada “cool” el dolor es una mentada de madre y las vacaciones valen chetos.


Ponerse Pedo.

“Vamos a ponernos pedos we”, “No seas puto we”.
Que una cosa quede clara antes de que me declaren ñoño del año, A mi me gusta tomar, me late un chingo la cerveza y de hecho no me tomo cualquier chingadera y nunca me veras tomando a lo pendejo no mas por tomar, por muy dolido que pueda llegar a estar, una buena rola me conforta mejor, que andar haciendo pendejaditas.

Bueno aclarado esto vamos a explicar porque esto de ponerse pedo es una autentica pendejada.

Primera pendejada: Necesitar ponerse pedo para soltar todas las penas y corajes ( lo cual se me hace medio puto )

Segunda pendejada: Necesitar ponerse pedo para ponerse alegre ( y luego dicen que no enpedarse es de amargados )

Tercera pendejada: Andar de chillones al día siguiente con una cruda.

Mas las que se acumulen en la pedez.


Fumar.

(Esto que parece Yog-Sothoth es en realidad un pulmón con enfisema terminal)

No, no es que te vayas a morir por fumar.
Si, ya sabemos que tu abuelita fumo hasta los 150 años.
Si, ya sabemos que de algo te tienes que morir algun dia.

Simplemente me parece una pendejada hacerse de una manía fálica a sabiendas de que:

- Vas a apestar.
- Podrás presumir una dentadura como la de la chupitos.
- Vas a disfrutar de una calidad de vida con maravillas como la impotencia sexual.
- Culeros como yo te van a correr del restaurante.

Y bueno hasta ahí lo dejamos, esto de andar de criticón es genial en dosis saludables.



Publicar un comentario