sábado, 6 de septiembre de 2008

El ultimo

Era el ultimo......

Para que esta afirmación fuera cierta, esto jamas debería poder escribirse.

El universo concibió un ultimo y lujoso milagro al darle algo parecido a la conciencia aunque todo apuntaba a que no existiera tal cosa para ese entonces.

Una inesperada característica en tan retroevolucionado ser eran aquellas complejas membranas que le conferían algo parecido a la vista, como si estuviese diseñado exclusivamente para contemplar lo que estaba apunto de ocurrir.

No había ya mucho que ver , nada que un antecesor envidiaría salvo la poética tristeza de ver el final. De cualquier manera es muy poco lo que se puede razonar con tan poca energía, es muy difícil siquiera mantener células vivas.

Dada la escasez de luz era difícil saber sobre que estaba posado, un suelo rocoso y muy frió seria la descripción mas aproximada, muy oculto en el se podía hallar una escasa materia mas noble y lodosa que se podía extraer para alimentar a alguna estructura fungida como la que en este caso constituye al tan envidiable espectador.

El movimiento fue siempre un lujo que muy pocas veces se pudo dar, la mayor parte lo dedico a la búsqueda de nutrientes, hacia mucho que tal cosa ya no era posible para ninguna cosa en este universo.

Ya no quedaba mucho de lo que conocía desde que había comenzado su existencia, todavía recordaba que la cantidad de la tenue luz rojiza que emanaba de un remoto punto luminoso en el vació de arriba era considerablemente mayor, aun siendo la única fuente de luz esta permitía contemplar alrededor un estático y plano paisaje hasta el horizonte, cuando su existencia era joven y el alimento era mas abundante coexistía con otro organismo similar a el, ambos podían comunicarse y manifestar su memoria, no es mucho lo que ahora puede recordar de aquel tiempo pero el otro organismo le transmitió algunos conocimientos cada vez que tenia dudas.

Gracias a eso sabe que anterior a su existencia había transcurrido una cantidad de tiempo inconcebible en la que hubo “otras cosas”, se decía por ejemplo que el vació abismal de arriba siempre había sido oscuro pero en el eran visibles mucho mas puntos luminosos que el actual y había una cantidad mayor de energía aprovechable, cuando se preguntaba sobre su origen recibió información sobre organismos mas complejos que eran consientes de que un fin inevitable le esperaba a todo, estos seres usando los recursos que aun disponían enfocaron sus últimos esfuerzos en asegurarse de que su especie subsistiera hasta el ultimo instante aun a costa de involucionar su compleja naturaleza, hasta donde llego a entender el era el resultado de este agónico esfuerzo.

Hacia tiempo que los nutrientes habían dejado de ser suficientes para ambos seres y uno de ellos entrego todos sus recursos para que el otro tuviera mas oportunidades de existir, desde ese entonces medir el tiempo se volvió casi imposible pues ya no había nada para hacer referencia a nada, salvo aquel lento atenuamiento de la cada vez menor luz roja que aun iluminaba el ultimo vestigio de lo que alguna vez fue el universo.

Durante millones de epocas, hubo incontables y complejas formas de vida en este universo que dedicaron sus existencias en tratar de evitar que esto ocurriera. No quedo información que permitiese saber si alguno de estos esfuerzos dio algún resultado.

Algunas otras optaron por la comodidad y solo concluyeron que si el inicio del universo no tenia importancia, mucho menos su final, de esta manera solo seria relevante para ellos el miserable tiempo que disponían como individuos.

Así el tiempo de las preguntas se había terminado, los porqués, las posibilidades, los hubiera pertenecían ya a una época donde se disponía de todo lo necesario.

Seguro que a la ultima consciencia del universo le hubiera sido interesante saber todo esto.

Las ultimas células vivas aun podían darle consciencia cuando ocurrió el ultimo y temido evento, un imperceptible punto rojo dejo de verse y el universo termino.


Publicar un comentario